Saltar al contenido
La Restauradora de lámparas

Lamparas de pared o apliques

Las lamparas de pared o apliques son elementos elementos luminosos que se colocan en los paramentos verticales o paredes. Suelen ser de tamaños reducidos y no destacan por su gran luminosidad. En La Restauradora de lamparas nos gusta tener bien informados a nuestros clientes sobre las opciones de diseño correctas.

¿Cuando y porque utilizar una lampara de pared o aplique?

En general las lámparas de pared o apliques los usamos en las siguientes circunstancias:

  • Para iluminar una zona concreta de una pared, potenciando un elemento concreto, por ejemplo: un cuadro o una vitrina. En este caso empleamos pequeñas lámparas que focalicen la luz hacia un punto concreto.
Aplique de pared sobre un cuadro.
  • ¿Cuando necesitamos iluminar toda una pared? Normalmente se le da importancia a una pared cuando tienen un color diferente o hay un estampado. También los empleamos en el caso de que haya una estantería o otro elemento decorativo.
  • Se necesita iluminar una zona o rincón específico por un motivo. Por ejemplo en un baño. La necesidad de asearse o afeitarse requiere de una buena iluminación al ser un espacio generalmente más reducido.

Apliques y sus características:

  • Las principales características de un aplique son: iluminar una zona de forma focalizada y a la iluminación de un rincón muy concreto. El foco de luz que abarca un aplique es limitado, por eso se utiliza en zonas pequeñas, pasillos estrechos y para dar luz a algún elemento decorativo.
La lampara o aplique de pared ilumina una zona específica de la casa para reasaltarla más
Lampara o aplique de pared realzando los jarrones y la con tiras de piedra.
  • Si hablamos del tipo de luz que generan los apliques, hablamos de la luz focal como ya he mencionado anteriormente y de luz general o difuminada.
  • La iluminación focal se centra en un objetivo concreto en este caso es necesario una lampara de pared que direccione la luz hacia la pared.
Esta lampara o aplique de pared focal se utiliza para realzar un elemento decorativo como un cuadro.
Lampara o aplique de pared con luz focal.
  • La luz difuminada tiene como función el alumbramiento de un espacio generalizado de una forma suave. Esto se consigue con determinadas lamparas o apliques de pared, los más idóneos tienden a llevar una pantalla redonda, la cual hace que la iluminación de la lampara sea reflectada de forma convexa. El punto de menos iluminación en el espacio es la parte más lejana desde donde esta situada la lampara.
Las lamparas o apliques de pared tambien iluminan de forma generalizada creando una iluminación difuminada.
Lampara o aplique de pared con luz difuminada.

CONCLUSIÓN

Hay varias funciones para las lamparas o apliques de pared . Pero cuando recurrimos a estos, normalmente se hace para dar un diseño diferente añadiendo un elemento decorativo el cual haga juego con el espacio. Por eso no nos centramos en conseguir una iluminación potente.